Germán Vargas Lleras, afirmó que no tiene nada que ver con un millonario crédito otorgado por el estatal Banco Agrario a la constructora brasileña Odebrecht para uno de sus proyectos en el país cuando ya estaba en causal de disolución.

La denuncia la hizo ayer el senador Jorge Enrique Robledo, del partido izquierdista Polo Democrático, quien dijo que en 2015 el Banco Agrario prestó 120.000 millones de pesos (unos 41 millones de dólares) a Odebrecht y a la Sociedad Navelena S.A.S., de la cual hacía parte, para las obras de mejora de la navegabilidad del río Magdalena, el principal del país.

“No es mi función y nunca he intervenido en las relaciones de ninguna compañía del sector transporte con el sistema financiero. Mucho menos frente a un banco adscrito al sector agrícola”, afirmó el vicepresidente mediante un comunicado.

Vargas Lleras tiene entre sus funciones la supervisión de las grandes obras de infraestructura que se llevan a cabo en Colombia, así como de los programas de vivienda popular.

Al hacer su denuncia, Robledo sugirió que “los organismos de control deben indagar al presidente de la República, Juan Manuel Santos, y al vicepresidente Germán Vargas Lleras por estos hechos”.

En el comunicado de hoy, Vargas Lleras manifestó que quien debe dar explicaciones sobre el préstamo en cuestión es Francisco Solano, gerente del Banco Agrario en la época, y la junta directiva de la entidad.

“Se equivoca el senador Jorge Enrique Robledo al generar suspicacias, sobre mi nombre, por un hecho en el que nunca intervine y con el cual nada tengo qué ver. Pero acierta en pedir explicaciones que todos esperamos se conozcan con prontitud”, agregó Vargas Lleras, quien encabeza la lista de posibles aspirantes a la Presidencia colombiana en las elecciones de 2018.

Según la denuncia de Robledo, el préstamo a Odebrecht se hizo además con una tasa de interés más baja que la que usualmente se cobra a los campesinos colombianos que deben ser los beneficiarios del Banco Agrario.

“Sí resultará muy útil, y también oportuno, que todos podamos saber por qué el Banco Agrario otorgó ese crédito: ¿Bajo qué condiciones financieras? ¿Qué garantías ofreció? ¿Por qué se hizo antes de que Navelena alcanzara el cierre financiero? y ¿qué funcionario, de cualquier nivel, si es que esto ocurrió, intervino, solicitó o impulsó la aprobación de dicho crédito?”, preguntó el vicepresidente.

Documentos divulgados el pasado 21 de diciembre por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, indican que Odebrecht pagó aproximadamente más de 11 millones de dólares en sobornos en Colombia entre 2009 y 2014.

Por estas acusaciones fue detenido el pasado 12 de enero Gabriel García Morales, viceministro de Transporte durante el Gobierno del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) por su supuesta implicación en el caso.

Las acusaciones contra García Morales se basan en un primer pago de 6,5 millones de dólares que recibió para lograr la adjudicación de la concesión del segundo tramo de la Ruta del Sol, vía que comunica el interior del país con la costa atlántica.

El exviceministro aceptó los cargos de cohecho, celebración indebida de contratos y enriquecimiento ilícito, y fue trasladado a la cárcel La Picota, de Bogotá.

Según la Fiscalía General de la Nación, hubo “un segundo pago, por 4,6 millones de dólares, para la adjudicación de la vía Ocaña-Gamarra”, en el noreste colombiano, lo que condujo a la captura el pasado sábado del exsenador Otto Nicolás Bula, señalado como intermediario en este soborno.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente