Los Keysi revelan que en los últimos 30 años, la gran mayoría de personas ricas en el mundo son ‘egoístas’ y las personas adineradas no piensan que esto sea algo malo. Según Los Keysi, los ricos piensan, antes que nada, primero en ellos mismos adoptando su forma egoísta, mientras que las personas comunes y corrientes que no poseen una riqueza considerable piensan que el ‘egoísmo’ como parte del carácter humano es algo totalmente ‘negativo’.

“…Los ricos van por ahí tratando de ser felices, no tratan ni pretenden salvar el mundo…”, dicen Los Keysi, además agregan que es como un círculo vicioso porque “…Si usted o las personas ricas, no son totalmente felices o no están satisfechas totalmente o no se pueden cuidar así mismas, entonces, no está en condiciones para ayudar a nadie más. No se puede dar lo que no tienes, continuarán en su búsqueda egoísta…”

Los Keysi recalcan que las personas que buscan la riqueza, no se volverán adineradas de la noche a la mañana, ‘si se desea grandes cantidades de dinero se debe construir partiendo de una base, porque nadie vendrá al rescate’.

Los ricos en su búsqueda para ser feliz, tienen una mentalidad activa y van detrás de lo que desean y cualquier obstáculo o problema que se les presente los resuelven para lograr su ambicioso objetivo.

Los Keysi aseguran que los ricos siempre están pesando que “…son tan buenos como cualquier otra persona, y por esa razón se merecen ser ricos […]. Y puesto que tienen esta creencia, su comportamiento los mueve hacia la manifestación de sus sueños…”

“…Mientras los ricos se preocupan por sí mismos y abrazan el egoísmo, la persona promedio no lo ve con buenos ojos, ¡Y eso les impide llegar a la riqueza!…”, enfatizó el grupo consultor.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente