Esto se debió, a que la felicidad del CEO de Apple lo llevó a publicar, sin importar, una imagen de baja calidad en su cuenta twitter, celebrando el triunfo de los Broncos, “¡Felicidades, Broncos!”.

Obviamente esta oportunidad no la dejarían pasar tan fácilmente, aparentemente algunos usuarios de Samsung se tomaron por su cuenta al empresario en su lista de comentarios y hasta le recomendaron cambiarse.

Igual a Cook, no le interesó ni le afectó, hasta cierto punto, porque no había borrado la imagen que acompañaba el tweet. Esperemos que no diga que estaba probando un producto de la competencia.