Liborio Guarulla, gobernador del estado venezolano Amazonas, denunció que el lunes 60 hombres armados robaron cinco embarcaciones a tres funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). El asalto ocurrió en el puesto de control del Suspiro, que está a pocos kilómetros de San Fernando de Atapabo.

A los militares también los despojaron de sus celulares y los amordazaron. El mandatario regional indicó que los agresores dijeron que son de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Aparentemente en unos operativos que han hecho la GNB y la Armada que está en San Fernando de Atapabo fueron retenidas cinco embarcaciones que llevaban alimentos a las minas de oro. Esto es un negocio controlado con la guerrilla colombiana, que ahora se ha convertido en grupos paramilitares, porque tienen el aval de miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Eso, pues, no les gustó (a la guerrilla) y aparentemente fue el motivo para atacar, amarrar, amordazar a tres GNB que estaban en el puesto de Suspiro”, explicó en entrevista ofrecida a la radio Circuito Éxitos.

Indicó que el gobierno ha movilizado tropas hacia San Fernando de Atapabo.

Guarulla recordó que desde hace 10 años ha denunciado que grupos armados ingresan a territorio venezolano, especialmente en Amazonas. “Habíamos previsto que la manera en que concluyera la situación de guerra en Colombia iba a afectar a Venezuela”.

“También tiene que ver con el contrabando de gasolina y el narcotráfico. Tenemos al ELN mezclado en el control de todo lo que hay en esta zona”, agregó el gobernador.