Los hechos ocurrieron a la altura de la calle 50 sobre la avenida Caracas, momentos antes de llegar a la estación Marly de Transmilenio. Dos hombres habrían atracado a uno de los pasajeros.

No obstante, al interior del articulado, los presuntos asaltantes iniciaron una pelea entre ellos mismos por el botín del hurto, y justo en ese instante, uno de ellos activó el botón de emergencia abriendo la puerta del bus lo que le permitió lanzar a su compañero de fechoría a la vía del sistema de transporte, muriendo este de ipso facto.

La angustia se apoderó de los demás pasajeros haciendo que el conductor se detuviera en la estación más cercana, donde el otro presunto delincuente fue capturado por la policía. Los uniformados al trasladar al hombre a la Unidad Inmediata de Justicia en Paloquemao, se dieron cuenta que al interior de la patrulla se había suicidado con un cordón que llevaba en la chaqueta.