En una profunda crisis se encuentra el municipio de Facatativá en Cundinamarca, por causa de la sequía que ha afectado los municipios de Sabana occidente, esto ha generado racionamiento del agua potable en un sector de la población.

La comunidad del municipio, se ha enfrentado a la policía por escasez de agua en algunos barrios como: caminos del bosque, 7 de  agosto, Zambrano, arboleda, Centro, la pepita, San Benito, Mana Blanca, La roca, San Carlos y Cartagenita.

Por los disturbios, la administración municipal ha decretado el toque de queda  para menores a partir de la 6 de tarde con el fin evitar que los niños no resulten afectados con las revueltas.

La policía de infancia y adolescencia es la encargada de controlar que los menores no salgan a la calle sin la compañía de un adulto responsable.

Fuentes oficiales de la alcaldía indicaron a skarniopublico.com, que las comunidades afectadas por el desabastecimiento de agua se les está llevando el preciado líquido en carro tanques.

La comunidad por su parte denunció que el mandatario Luis Orlando Buitrago, está construyendo una lujosa casa con los recursos del municipio.