Bogotá de todos y de nadie, quienes vivimos en ciudad, no la cuidamos y la falta de cultura es evidente, la mayoría de las personas botan el papelito, la cascara de fruta, pero más aberrante es cuando se utilizan los andenes, paredes y árboles de ciudad de orinales públicos.

El pasado viernes en el norte de la ciudad en la calle 100 con Floresta, un taxista que conducía, el vehículo de placas VOY 542, es sorprendido por las cámaras de SKarniopublico.com, cuando utilizaba un árbol para miccionar. Además el conductor estaba generando un trancón porque estacionó el automotor en plena vía.

El llamado de atención de nuestro reportero, permitió que el inculto conductor dejara de orinar en la vía pública. El señor taxista debe tener en cuenta, que en los lavaderos de carros, bombas de gasolina, le facilitan los baños para que puedan realizar sus necesidades fisiológicas.