Hace unos años, la seguridad en la protección de los recursos en el sistema financiero colombiano, era tema que solo le concernía a la banca, operadores de red, entidades del estado y a los miembros del sector. Pero en la actualidad, los usuarios están jugando un papel importante para reducir los niveles de riesgo en las diferentes transacciones que realizan a diario.

Con el aumento de clonaciones de tarjetas y robo de información a través de los cajeros automáticos, en respuesta, La Policía Nacional, Asobancaria y la Superintendencia Financiera iniciaron un proceso de migración a la tecnología chip para garantizar mayor seguridad en las transacciones bancarias.

Las tarjetas que hoy usan algunos colombianos, usan los dos sistemas: con el chip, que según expertos en seguridad internacional es “casi imposible” de clonar, y la banda, que sigue siendo el sistema vulnerable para que los delincuentes roben a los usuarios.

En el vídeo La Policía Nacional nos recuerda lo que debemos hacer al momento de realizar transacciones en cajeros automáticos, sobre todo, en estas festividades.