A partir del 1 de enero de 2016, la universidad de la Fiscalía se convertirá en una Escuela de Altos Estudios, esto después de que la institución educativa se quedara sin dinero y respaldo para continuar con los programas académicos.

Cabe recordar que la institución educativa fue un proyecto del Fiscal General, Eduardo Montealegre, que en el año 2014, durante el acto de inauguración, aseguró que “la creación de la universidad es la columna central de la modernización de la Fiscalía”.

Montealegre explicó en su momento que la problemática económica de la entidad, surge de la determinación del gobierno nacional de reducir los presupuestos de todas las entidades del sector público.

El problema ahora será para los 23 estudiantes que no podrán homologar sus materias en otras universidades porque ninguna otra institución tiene un pénsum igual.