Con tan solo 7 años y apenas nueve meses de entrenamiento, se perfila como una de las promesas del deporte. Se trata de Sara Osorio Veloza, “Sarita”, una niña que se mueve entre sus juguetes y la bicicleta de BMX.

Es pequeña, delgada, tímida, de pocas palabras, pero cuando sale a pista saca su fundo honor y arrasa con todos los trofeos en las principales pistas del país especialmente en Cundinamarca.

Deportólogos, entrenadores y conocedores del mundo BMX de talla internacional, que han conocido la condición y estructura física de Sarita, le auguran un futuro prometedor, tanto así, que hasta sus pequeñas rivales, que no superan los ocho años, consideran que puede llegar a superar a su ídolo la campeona Olímpica, Mariana Pajón, con quien ha tenido la oportunidad de compartir entrenamientos en su corta pero nutrida carrera.

A pesar de su reconocimiento por sus grandes virtudes dentro y fuera de la pista, “Sarita”, como cualquier niña de su edad, comparte y juega con sus compañeras de competencia, aunque por su liderazgo como deportista es asediada por las personas que reconocen sus éxitos deportivos.

“Sarita”, conocida entre su círculo deportivo como la reina del bicicrós, nació en el municipio cundinamarqués de Ubaté, el mismo lugar en donde descubrió su alta capacidad para este deporte y donde diariamente aprende, entrena y alimenta su dedicación y puntualidad, lo que la ha llevado a posicionarse como una de las párvulas deportistas que ha demostrado sin duda alguna, será la “Mariana” del futuro.