A la reunión llegó la doctora Ilva Myriam, a quien la ministra no había invitado, pero acordaron con el presidente de la Federación de Departamentos que harían dos reuniones, una en donde estaría la ministra solo con los gobernadores y una segunda donde podía estar Ilva Myriam Hoyos.

Pero eso no le gustó al asesor de la Procuraduría Héctor Silva, quien supuestamente habría amenazado al Secretario General del Ministerio, William Mendieta, a quien le habría dicho: “sigan así y verán como se les voltea todo en la Procuraduría”.

Pues quién dijo miedo, la ministra se puso furiosa y exigió que el señor Silva se saliera de la reunión. Además, le dijo a la procuradora que a ella no la amenazara y no la persiguiera, que a eso es lo que se ha dedicado la Procuraduría y que los denunciaría y la recusaría.

La doctora Ilva Myriam también alegaba que ella tenía derecho a estar en esas reuniones y a ejercer vigilancia, y dejó una constancia de que no la habían dejado estar en todas las reuniones.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente