Cuando salía de misa en el municipio de la Pintada en Antioquia fue recapturado a James Francisco Arias Vásquez, alias el “Zar de la Chatarra”. Vinculado con el descalabro más grande a la DIAN mediante la devolución irregular del IVA.

El hombre de 47 años estaba acompañado de su esposa y dos hijas, quienes llegaron hace cinco días para acompañarlo durante las festividades de Navidad y fin de año.

La policía nunca le perdieron el rastro a este peligroso delincuente luego de su detención fue trasladado a Bogotá, para el proceso de judicialización por los delitos de lavado de activos, concierto para delinquir, falsedad en documento privado, contrabando, favorecimiento de contrabando y enriquecimiento ilícito.

Como reveló skarniopublico.com, alias el “Zar de la Chatarra” fue juzgado como reo ausente  en el proceso que comenzó el pasado 21 de diciembre luego de varios aplazamientos.

El sindicado era un reconocido empresario que movía la salida al extranjero de materiales ferrosos y no ferrosos, a través de varias de sus firmas, manejó en los últimos años el 60% del mercado de la chatarra, convirtiéndose en el principal exportador hacia Panamá, Ecuador, Venezuela, China, España y Grecia.

“El Zar de la Chatarra”, más que un comerciante destacado, sería el líder de una estructura criminal que simulaba exportaciones y con la complacencia corrupta de algunos funcionarios, recibió cuantiosas devoluciones de IVA, que según datos preliminares, superaron los 100 mil millones de pesos.

La fortuna ilegal fue destinada para la constitución de empresas fachada como las Comercializadora Internacional, Mundo Metal, Metal Comercio, Sociedad Recuperadora Panamericana y Sociedad RH, entre otras; y la compra de lujosos bienes en Bogotá, Barranquilla, Cartagena, Tocancipá, Cajicá y Cúcuta.