Ante las múltiples solicitudes de medios de comunicación para entrevistar al arquitecto Rafael Uribe Noguera, investigado por la muerte de la niña de siete años Yuliana Samboní, el Inpec difundió una carta del interno en la que se niega a atender cualquier entrevista sobre el caso.

“Yo Rafael Uribe Noguera no autorizó a ningún medio de comunicación para entrevista de ningún tipo (Radio, Televisión o Prensa)”, señala la comunicación escrita a mano por interno de la cárcel La Picota de Bogotá.

El pasado 7 de diciembre el Inpec decidió recluir al arquitecto en la Unidad de Tratamiento Especial (UTE), o celdas de aislamiento de La Picota, para brindarle las medidas de seguridad necesarias.

Según explicaron fuentes del Inpec, en dichas celdas no hay contacto con los patios del penal, y usualmente ese lugar es empleado para recluir a los presos que han incurrido en algún acto de indisciplina, o que no pueden convivir con los demás reclusos.

Uribe Noguera, fue judicializado por los delitos de feminicidio agravado, secuestro simple, acceso carnal violento y tortura, que le fueron imputados por la Fiscalía 121 de la Unidad de Vida. Una juez le dictó medida de aseguramiento en centro carcelario.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente