Frente al resquebrajamiento de la unidad nacional en el departamento de Cundinamarca, por la campaña que busca elegir al nuevo mandatario regional, el presidente de la república Juan Manuel Santos, deberá nombrar al gobernador encargado, luego de la renuncia irrevocable de Álvaro Cruz Vargas.

Según conoció skarniopublico.com, el ex senador y vice ministro del interior, el Cundinamarqués Carlos Ferro Solanilla, sería llamado a remplazar a Cruz durante los meses que hacen falta para terminar el período por designación del presidente Santos.

Sin embargo, no se descarta que los próximos días la Unidad Nacional, lleguen a un acuerdo y presenten la terna para que el primer mandatario de los colombianos escoja al gobernador encargado.

Con una emotiva carta, el ex gobernador de Cundinamarca Álvaro Cruz Vargas, presentó la renuncia como mandatario regional al presidente Santos, para enfrentar el proceso que le adelanta la fiscalía por su presunta responsabilidad en la participación en el carrusel de la contratación de Bogotá.

Según los testigos del ente investigador, Emilio Tapia, Julio Gómez y Manuel Sánchez; el ex gobernador Cruz habría pagado sobornos por 800 millones de pesos para ganarse jugosos contratos, con la Unidad de Mantenimiento Vial de Bogotá, a través de la empresa ICM de su propiedad.

El próximo 2 septiembre, la Fiscalía le imputará a Cruz Vargas, los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, cohecho y abuso de confianza.

Conocida la renuncia de Cruz, empleados de la gobernación le rindieron un homenaje a quien consideran es un persona honesta y digna. También conoció este medio de comunicación, que los 116 alcaldes de la región, preparan para los próximos días un agasajo al gobernador renunciado.