Un primer estudio realizado por Clear Food, una iniciativa de la empresa Clear Labs, que usa secuencias genéticas para analizar cómo están elaborados los alimentos. Utilizó su tecnología de análisis genómico en 345 perros y salchichas calientes de 75 marcas diferentes, para ver si realmente coincidía lo anunciado en el paquete con su contenido molecular, porque suele suceder en la mayoría de los casos que el 14,4 por ciento no lo es.

Clear Food dijo, que en su prueba encontró ADN humano en un 2 por ciento de todas las muestras de perro caliente y más preocupante aún, el 66 por ciento de los casos se encuentra en productos vegetarianos etiquetados. No vayan a creer que están moliendo carne humana para hacer las salchichas de los deliciosos perros, esto es producido muchas veces por cuestiones de higiene cuando algún tipo de contaminante no perjudicial se introduce en el perro caliente, en la mayoría de los casos, el ADN humano.

Esa no es la única contaminación cruzada. Clear Food menciona, que el 10 por ciento de todos los perros calientes vegetarianos tenía algún tipo de carne en ellos. Algunos hot dog fueron etiquetados mencionando que no contenían carne de ‘cerdo’ cuando en realidad en su composición si la poseían o estaban incluidos el pollo, carne de res o cordero, a pesar que estos ingredientes no estaban mencionados en la etiqueta.