Andrés Botero, director de Coldeportes, habló sobre el positivo de la veterana ciclista en Toronto.

El martes en la noche, la ciclista antioqueña dio positivo en un control practicado por la organización de los Juegos Panamericanos de Toronto (Canadá).

La dirigencia colombiana también mostró su asombro por la noticia de la deportista, de 46 años, quien fue cuarta en la prueba de persecución por equipos femenina, celebrada el pasado 17 de julio.

“Hablé con las personas cercanas a ella y estamos frente a un caso muy singular porque tanto el médico Juan Carlos Quiceno como José Julián Velázquez (el entrenador) me dicen no tener conocimiento de la sustancia que supuestamente aparece en el examen; al parecer, es algo nuevo que se ha detectado y que no se sabe qué sustancias podrían estar”, sostuvo Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano (COC).

Medina también le dejó la puerta abierta a Calle sobre el supuesto dopaje: “Yo no entendería la razón por la cual María Luisa tenga que acudir a ingerir alguna sustancia estimulante”, dijo quien desde el 2009 es presidente del COC.

Medina también se refirió a qué haría la sustancia: “Están hablando de que supuestamente es para aumentar la masa muscular, y no se sabe qué relación puede tener con el incremento de la oxigenación de la sangre, pero el médico se declara desconocedor de la sustancia”.

Esta pesadilla ya la había vivido Calle. En los Olímpicos del 2004 había sido despojada de la medalla de bronce por supuesto dopaje, pero finalmente demostró su inocencia y le devolvieron la presea.

El presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo, Agustín Moreno, señaló que la medallista olímpica está destrozada.

“Hablé con ella y me dijo que no había tomado nada. Llora mucho y está dispuesta a demostrar todo lo que ha usado en el último año. Está destrozada e impactada por lo que ha pasado, porque ha demostrado que es una deportista consagrada, leal a su deporte. Nosotros no podemos olvidar lo que ella le ha dado al país con sus victorias”, indicó Moreno.

Precisamente sobre el “no he tomado nada”, Andrés Botero, presidente de Coldeportes, expresó: “Todos los deportistas dicen eso, esperemos a ver qué sustancia es y hablar con ella para saber qué pasó”.

Finalmente, Botero se mostró desconcertado frente a la noticia.

“Una mujer que le tocó pasar por eso en los Olímpicos y ahora incurrir en este tema, sabiendo ella las penitencias que pasó en esos dos años. Sería desafortunado que una carrera de tantos triunfos y longeva finalice en esta forma. Esperemos los resultados del laboratorio para saber qué pasó y hablar más en propiedad”.

María Luisa habló en BOCAS

Ocho días antes de viajar a los Juegos Panamericanos de Toronto, María Luisa Calle recibió a la revista BOCAS en su casa en Antioquia y dio una extensa entrevista que saldrá publicada el próximo domingo 26 de julio.

En la conversación, la ciclista se refirió ampliamente al caso de dopaje que le quitó una medalla en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, la misma que el Comité Olímpico Internacional decidió devolverle y que, el 13 de noviembre de 2005, el entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe, le volvió a colgar en el cuello.

“Es como si le dijeran a uno que tiene cáncer o que se va a morir. Incluso, yo creo que es mejor morir a que le quiten a uno la medalla”, subrayó María Luisa en BOCAS. Entre otras cosas, recordó la depresión que tuvo cuando padeció el escándalo de Atenas: “Tres meses llorando y pensando, ¿será que me echaron algo en la caramañola?, ¿será que tomé de una caramañola que no era? Es que estaba tan segura de que no había tomado ninguna sustancia, porque si uno dice: ‘Bueno, la tomé’, pues ya. Pero ni siquiera conocía esa sustancia”.

Ahora empieza otro caso.