En las dos últimas semanas, esta es la segunda reunión entre ambos mandatarios, y la primera desde el incidente con el bombardero ruso derribado por Turquía en la frontera siria, hecho que sucedió el 24 de Noviembre y que ha causado un grave conflicto diplomático entre Moscú y Ankara.