El ministro de Defensa Luis Carlos Villegas confirmó el primer golpe a las finanzas de las disidencias de las Farc: la incautación de un cargamento de 500 kilos de cocaína durante un operativo de la Policía que tenía como destino Centro América y Estados Unidos.

“Tenemos una exitosa operación contra el narcotráfico y la disidencia de las Farc en Nariño. Es un golpe crucial para notificarle a estas nuevas organizaciones que no tienen futuro, que las estaremos persiguiendo con todas las capacidades de la Fuerza Pública para impedir que se expandan y evitar cualquiera de sus actividades delictivas”, aseguró Villegas, al finalizar un consejo de seguridad en Arauquita, donde estuvo acompañado del presidente Juan Manuel Santos.

“Este operativo evidencia el compromiso y alistamiento de las Fuerzas Armadas para combatir cualquier tipo de delito o actividad criminal, en este caso de narcotráfico”.

“Tumaco es una de las prioridades del Gobierno nacional para que regrese a la total tranquilidad y hay que empezar con la lucha contra el crimen organizado”, destacó el funcionario.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente