El resultado que favoreció a México sobre los panameños sigue dando de qué hablar.

La abogada Edna Ramos presentó este martes, a título personal ante la Fiscalía de Panamá, una denuncia penal por fraude contra la Confederación de América del Norte, Central y el Caribe de Fútbol (Concacaf) y el árbitro estadounidense Mark Geiger, por el polémico partido de seminales de la Copa de Oro.

“Durante el partido (que enfrentó a Panamá y México) primaron los criterios taquilleros por encima de los deportivos. He querido defender (con la denuncia) la dignidad de nuestro país y de nuestra selección”, dijo a Efe la letrada.

El pasado 22 de julio la selección panameña perdió contra México en la semifinal de la Copa de Oro (1-2) por un cuestionado y controvertido arbitraje que ha hecho correr ríos de tinta en el país centroamericano. El estadounidense Geiger concedió dos penaltis dudosos a México y le dio así el pase a la final.

El primero se pitó a un minuto del fin del tiempo reglamentario, cuando Panamá ganaba por 1-0, y el segundo en el primer tiempo de la prórroga de treinta minutos. “No fue algo casual ni un error sino un acto deliberado en detrimento de Panamá y con el claro objetivo de favorecer a México”, denunció Ramos, que en la actualidad defiende al secretario privado del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), Chichi de Obarrio, investigado por corrupción y huido del país.

Ramos lanzó además un dardo envenenado a la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), a la que señaló por hacer acusaciones mediáticas en lugar de denunciar ante la justicia y “seguir los procedimientos correspondientes cuando no se está de acuerdo con algo”, precisó.

El vicepresidente de la Fepafut, Ramón Cardoze, declaró este lunes en un medio local que los asuntos de la Concacaf se tratan directamente en el mismo organismo y que la denuncia penal de la abogada “no va a proceder”, porque lo acontecido durante el partido de semifinales queda fuera de la jurisdicción panameña.

Ramos también dijo que “la gota que colma el vaso” es la sanción de 15.000 dólares que la Concacaf interpuso a la selección del país centroamericano por fotografiarse con una pancarta después del partido en la que se podía leer “Concacaf ladrones”.

Varios medios locales realizaron una campaña de recogida de fondos en varios puntos de la capital panameña para ayudar a la Fepafut a pagar la multa. “Cada balboa (moneda) que se recoja será expresión de defensa del deporte, del juego limpio y, en especial, del fútbol”, anunciaron los medios en un comunicado. A pesar de la indignación, la “sele” ganó el sábado a Estados Unidos y se hizo con el tercer puesto de la competencia regional.

EFE