• El disciplinado trasgredió el principio de publicidad en desarrollo de un contrato adelantado con el objeto de construir un puente vehicular sobre la quebrada La Dispensera, en la vía Chámeza-Río Upía.

Mediante procedimiento verbal, la Procuraduría General de la Nación suspendió del cargo por el término de tres meses al señor Jorge Iván Martínez Roldán, en su condición de alcalde municipal de Chámeza (Casanare), por irregularidades en un proceso contractual financiado con recursos de regalías, adelantado con el objeto de construir un puente vehicular sobre la quebrada La Dispensera en la vía Chámeza-Río Upía.

Con fundamento en las pruebas allegadas a la actuación disciplinaria, el órgano de control estableció que el disciplinado no diligenció la información relacionada con los avances de la licitación pública abierta con ocasión del citado proceso contractual, en el sistema Gesproy que permite gestionar y monitorear la ejecución de los proyectos de inversión financiados con recursos del Sistema General de Regalías.

La falta cometida por el actual alcalde fue tipificada por el ente disciplinario como grave a título de culpa grave, teniendo en cuenta que el disciplinado hacía parte del nivel directivo de la Alcaldía de Chámeza, era su representante legal y máxima autoridad administrativa.

Al término de la audiencia pública los sujetos procesales interpusieron recurso de apelación contra esta decisión proferida en primera instancia por la Procuraduría Delgada para la Economía y la Hacienda Pública y, el mismo fue concedido en efecto suspensivo ante la Sala Disciplinaria de la Procuraduría General de la Nación, despacho al cual fue remitido el expediente, de conformidad con el Código Disciplinario Único.