La Policía Nacional pagará 30 millones de pesos, para quien ayudó a dar con el paradero del peligroso delincuente Alexander Urrego, recapturado en el Aeropuerto el Dorado en Bogotá, cuando pretendía viajar al sur del país, a la ciudad Pasto, Nariño.

El General Humberto Guatibonza, Comandante de la Policía Metropolitana, señaló que él delincuente podría purgar una condena hasta 60 años por la imputación de nuevos cargos.

Urrego, estaba implicado en el homicidio del teniente Mario Gamboa, en Septiembre del 2011, en el barrio Ciudad Montes al sur de Bogotá.

El delincuente había protagonizado una cinematográfica huida de una clínica ubicada en la Avenida Primera de Mayo entre carreras 10 y 11, con la complicidad de un grupo de asaltantes quienes le ayudaron a escapar.

Guatibonza indicó, que la policía le siguió el rastro por todo el país, a pesar del cambio de su fisionomía, lo capturó cuando pretendía escarpar del seguimiento de la policía. En el momento de su detención se identificó con una cédula falsa.

Urrego, deberá responder por los delitos de homicidio agravado, fuga de presos y concierto para delinquir.