Al parecer expendían drogas de diverso tipo a estudiantes y universitarios, en el barrio Persia.

En operativos simultáneos 300 hombres y mujeres de diferentes especialidades desarrollaron la operación “La Unión”, logrando la desarticulación de una organización delincuencial dedicada al almacenaje, distribución y expendio de sustancias estupefacientes en especial de marihuana y drogas de síntesis como éxtasis y popper en el barrio Persia y en otros sectores de la ciudad.

14 meses de investigación, fueron suficientes para que unidades de la Seccional de Investigación Criminal en coordinación con la Fiscalía 4 Seccional de Manizales obtuvieran la localización exacta del centro de operaciones de esta red de tráfico ubicado en inmediaciones del barrio Persia lugar con difícil acceso para vehículos esto con el fin de evadir el accionar de las autoridades.

El operativo de captura fue coordinado desde tempranas horas y permitió capturar uno a uno a los integrantes de esta red además de incautar más de 3.000 dosis de estupefacientes.

El sonido de 50 motocicletas de la Policía Nacional  que recorrieron las calles y principales entradas de este barrio, alertaron a los habitantes de este sector quienes asomados a las ventanas y puertas de sus casas observaban como unidades policiales descendían de camiones y patrullas, corrían con objetivos claros y definidos tomando ubicación mientras que los funcionarios de policía judicial con 9 órdenes de captura y 2 órdenes de allanamiento procedían según los protocolos a ingresar a estos inmuebles para dar con sus presuntos miembros, principalmente su líder conocido con el alias de “chiguiro” quien según las investigaciones preliminares era el responsable de toda la actividad ilegal quien se desempeñaba como administrador de esta mal llamada “olla” de estupefacientes.

Con esta operación se atacó directamente esta red delincuencial en ese compromiso permanente con la seguridad y convivencia ciudadana.