El gobierno y sus aliados en el Congreso destaparon sus cartas frente al mecanismo mediante el cual los colombianos dirán si apoyan o invalidan los eventuales acuerdos de paz con las Farc.

La refrendación se hará a través de un plebiscito así lo anunciaron el Presidente Juan Manuel Santos y el jefe del equipo negociador de paz Humberto de la Calle.

Pero el plebiscito no se hará como está hoy en la ley. Se hará con menos condiciones, para no correr el riesgo de que los acuerdos se empantanen en las urnas.

Actualmente la ley exige que al menos 17 millones de colombianos salgan a votar para que el plebiscito sea válido y que la mitad más uno de estos votos, sea en un mismo sentido. Pero la intención del Gobierno es que solo por una vez y para este proceso de paz, el plebiscito sea válido con tan solo 4 millones y medio de votantes.

“Que por lo menos el trece por ciento del censo electoral, casi cuatro millones y medio de votos tengan que votar por el sí, para que los acuerdos de paz sean validados”, explicó la senadora Claudia López ponente del proyecto que busca modificar el plebiscito.

Para la oposición sencillamente  están tratando de fabricar un plebiscito a la medida de las Farc. “Este Gobierno y las Farc le siguen haciendo trampa a los colombianos. Aquí no se trata de si los colombianos pueden votar como un acto simbólico,  acá de lo que se trata es de si vamos a tener el derecho a discutir estos acuerdos y si vamos a poder decidir”, sostuvo la senadora Paloma Valencia del Partido Centro Democrático.

Las Farc insisten en que la refrendación y la implementación de los acuerdos debe hacerse a través de una Asamblea Nacional Constituyente.