El próximo 27 de Noviembre el Alcalde Mayor de Bogotá, Gustavo Petro, tendrá que comparecer ante la Fiscalía por las presuntas irregularidades de compra de 100 motos eléctricas que presentan fallas mecánicas y eléctricas.

El ente investigador busca establecer si se presentó sobre costo en la compra de los automotores eléctricos, y las fallas referidas por la Contraloría Distrital y la Personería tiene méritos para adelantarle un proceso penal al mandatario de los capitalinos por detrimento patrimonial.

Los vehículos fueron adquiridos en agosto de 2012 por un contrato de 4 mil millones de pesos; cada moto tuvo un costo para el distrito de 40 millones de pesos.

En el informe de Contraloría, evidencia que 37 de estas motos no están en servicios por fallas técnicas eléctricas y algunas se apagan cuando están movimiento.

Por este millonario contrato la Personería de Bogotá ha destituido e inhabilitado para ejercer cargos públicos por el término 12 años el entonces Gerente de Fondo de Vigilancia del Distrito, César Augusto Manrique Soacha.

Cuando el Alcalde Petro entregó las motos en el parque La Mariposa, destacó los bajos costo en el mantenimiento de los vehículos y los benéficos para cuidar el medio ambiente.