Se trata de un patrullero de la Policía que se encontraba suspendido hace un año a causa de una sanción que se le impuso en la institución.

Este uniformado le disparó a su vecino, un hombre de 25 años identificado como Sebastián Forero, quien se encontraba departiendo con unos amigos en un establecimiento del barrio La Concordia, en el centro de Bogotá.

El coronel Dayro Puentes, comandante operativo de la Policía de Bogotá dijo que “cuando la patrulla acude obviamente ya se ve el desenlace y no se sabe el motivo por el cual comete esta acción. El CTI está adelantando la investigación.