Cinco de sus tripulantes fueron capturados, en el vehículo se incauta de 214 kilos de cocaína camuflados en el techo.

Así fue denominado el automotor que fue interceptado en la vía que conduce a la Costa Atlántica, en zona rural de Cimitarra (Santander), tras la información recopilada por la Dirección de Investigación Criminal (Dijin) de la Policía, se detectó el vehículo que partió desde el sur del país con el único propósito de poner un alijo en el Puerto de Cartagena.

En un puesto de control fue detenida la aparente ambulancia que se supone cumplía con la remisión de un paciente, pero las inspecciones arrojaron varias inconsistencias, por ejemplo, que tenía un techo falso.

En realidad como indica la autoridad investigadora se trataba de una caleta hidráulica que funcionaba con un sistema de presión y que escondía 214 kilos de clorhidrato de cocaína.

El automotor llevaba emblemas de Misión Médica, que le sirvieron para evadir a las autoridades y facilitar su tránsito. Además, sus cinco tripulantes simulaban un movimiento rutinario. Uno de sus ocupantes caracterizaba a un enfermo, dos mujeres eran las supuestas enfermeras, un médico dirigía el desplazamiento y el conductor debidamente uniformado.

Todos conocían el cargamento que ocultaban, y aunque la puesta en escena parecía perfecta, no se pusieron de acuerdo en las explicaciones que entregaban durante el registro. Ante un juez fueron presentados, judicializados y recibieron medida de aseguramiento que deberán cumplir en una cárcel del departamento.

Las pruebas recopiladas por la Policía Nacional establecieron que el médico, quien encabezaba el traslado de la ambulancia, en realidad sí es un profesional de la salud, especialista en cirugía, galeno en un hospital municipal y actual candidato a la alcaldía de Puerto Caicedo (Putumayo). Proceso electoral en el que no podrá participar mientras permanece recluido y responde por el presunto delito que se le sindica.