Para interpretar a Nancy en Los Oriyinales a Paola le pintaron canas, le hicieron arrugas y le pusieron gafas. La idea era mostrarla como una mujer simple y sin gracia.

A Paola Turbay nunca le habían propuesto hacer el papel de fea, por eso cuando el director Harold Trompetero la llamó para que interpretara a Nancy, una mujer poco agraciada y canosa en la película Los Oriyinales, la idea le pareció fantástica. “Lo obvio era que saliera glamorosa o muy arreglada y aquí nos fuimos al otro extremo: a una mujer insípida, simple, que pasa inadvertida. Me envejecieron”, dice, mientras está dentro de sus cobijas una tarde de sábado. “Le propuse a Paola el papel más demente, es un personaje que busca ocultar el esplendor de su belleza y que contrasta lo dramático, lo tierno, lo cruel y lo cómico”, dice Trompetero, quien quedó feliz con el resultado.El maquillador, Anderson, tuvo que hacer maratónicas pruebas para ocultar la belleza de la exvirreina universal: le pintó canas, le acentuó los cachetes, le hizo arrugas alrededor de sus ojos verdes y la bajó de los tacones. Su caracterización fue tan creíble que mientras grababan una escena en la que se le acercaba un indigente en un paradero de bus, varios conductores se bajaron del carro con cruceta para defenderla porque pensaban que la estaban robando ya que por aquellos días desalojaron el Bronx. Nadie la reconocía y los de producción tenían que correr a decirle a la gente que estaban filmando. Por cuenta de eso tuvieron que repetir las tomas varias veces.Paola es la protagonista de una de las siete historias de Los Oriyinales, filme con el que Trompetero quiere hacer una reflexión sobre las apariencias. Al comienzo de la película parece que ella no matara ni una mosca, pero las mata todas. “Me gustan los personajes que tienen un desorden de personalidad o son perversos porque me sacan de mi zona de confort y me permiten ser más creativa. Nancy tiene su tapado, el que uno menos se imagina”, dice la actriz. Mide sus palabras porque no quiere dañar la expectativa de la película que estará en cartelera a finales de este año. La filmaron con unos lentes especiales, con los que hicieron El Padrino y Superman, que son difíciles de conseguir; y tiene un elenco de 54 actores colombianos, entre quienes están Julián Arango, Diego Trujillo, Nicolás Montero, Catalina Aristizábal y María Cecilia Botero.Con su actuación en esta cinta Paola confirma que lo que quiere hacer es cine, aunque dice que curiosamente le ofrecen más papeles en televisión. Gran parte de su carrera como actriz la ha hecho en series estadounidenses como Cane, Californication; The Cleaner, donde compartió set con Benjamin Bratt, exnovio de Julia Roberts y Penélope Cruz; The Closet, en la que se metió en la piel de una policía lesbiana; y en la famosa saga de vampiros True Blood, una de las de mayor rating. Es la colombiana que más lejos ha llegado en Hollywood, después de Sofía Vergara. “Yo creo que los directores nacionales piensan que como actué en Los Ángeles no me interesa hacer una película aquí o que debo cobrar millones, y ni siquiera se toman el trabajo de preguntar. Estoy disponible y a la orden”, dice y acto seguido suelta una de sus risotadas.La última vez que los colombianos la vieron en la pantalla grande fue en 2012 en Mamá, tómate la sopa, en la cual interpretó a una coqueta peluquera antioqueña. Ese año, Paola viajó con su esposo, el publicista Alejandro Estrada, a promocionar la película en el Colombia Film Festival y conoció al director del festival, Juan Carvajal, con quien hablaron de la posibilidad de hacer un evento parecido en Colombia. Una simple conversación en un coctel se convirtió en el punto de partida de IndieBo, el festival de cine independiente que del 14 al 24 de julio traerá al país producciones ajenas a los grandes estudios de Hollywood.Esta segunda edición contará con una muestra de 100 películas, documentales y cortos, de 35 países, que proyectarán en los teatros y parques de Bogotá. Además la Universidad Sergio Arboleda tendrá un cine-bus que recorrerá varias localidades y colegios de la capital. En la nómina de conferencistas estarán Chris Newman, norteamericano que ganó tres premios Oscar por el sonido de El Exorcista, Amadeus y El Paciente Inglés; el director chino Yang-Zhang, ganador de festivales como Berlinale y Róterdam; y la joven actriz Morgan Saylor, conocida como Dana Brody en la serie norteamericana Homeland. En esta oportunidad las directoras mujeres serán protagonistas y se exhibirán 23 títulos dirigidos por ellas.Paola es la directora ejecutiva del festival y su esposo, Alejandro, se encarga de la publicidad y la estrategia. “Nos entendemos muy bien, hacemos buen equipo, no nos aburrimos. Yo tengo mis ideas y él hace que se logren”. En un futuro cercano desearían aprovechar la empatía laboral para producir películas. Estos protagonistas de su propia historia de amor tienen un objetivo en común: “Democratizar la cultura”.

JetSet.com.co

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente