Alrededor de 100 personas han muerto y más de 700 han resultado heridas en Pakistán y Afganistán por un sismo de magnitud 7,5 grados.

Los fallecidos en Pakistán son al menos 74, la mayoría proceden de la provincia más afectada, Khyber Pakhtunkhwa. En la zona tribal de Bajour 16 personas fallecieron y 40 más resultaron heridas, mientras que en regiones cercanas de Muhmand y Khyber murió una persona en cada una.

Aproximadamente 24 son los fallecidos en Afganistán, concentrados en las provincias de Takhar, entre ellos se encontraban 12 niñas escolares. Se estima que 179 personas resultaron heridas en seis provincias del noreste del país, incluyendo 21 en Kabul.

El Departamento Meteorológico de Pakistán situó la magnitud del sismo en 8,1. El fenómeno natural se sintió en las principales ciudades paquistaníes, entre ellas: Lahore, Islamabad, Rawalpindi, Peshawary Quetta.

El Gobierno de Afganistán ha alertado a todos los centros hospitalarios para que estén listos ante la posible llegada de más víctimas. Y el primer ministro, Nawaz Sharif, ha ordenado a todas las agencias federales civiles y militares la declaración inmediata de estado de emergencia y la movilización de todos los recursos para asegurar la seguridad de los ciudadanos de Pakistán.