Una grasa que fue aplicada inapropiadamente en el proceso de manufactura en los módulos de contacto eléctrico. Las partículas y la humedad pueden entrar al módulo lo que podría desencadenar en un cortocircuito, es lo que ha dicho Toyota hasta el momento sobre el defecto.

Debido a este mal proceso, una persona sufrió quemaduras en una mano en Estados Unidos. La compañía ya ha recibido 11 reportes más, donde se presenta el caso, en los que el interruptor o parte de la puerta del auto se incendiaron ocasionando heridas a los usuarios. Siete en Norteamérica, dos en Japón y dos en otras partes del mundo.

Toyota; tras haber sufrido un escándalo en el 2009 por una serie de problemas en frenos y aceleradores que le ocasionó multas millonarias por las autoridades estadounidenses, además del retiro masivo de su producto; ha prometido actuar con presteza en este caso.

De esta manera, el gigante Japonés ordenó este miércoles el retiro de 6.5 millones de vehículos en todo el mundo a causa del defecto en el interruptor eléctrico de las ventanillas. El retiro de vehículos incluye: 2.7 millones en Norteamérica, 1.2 millones en Europa y 600 mil en Japón, que involucra los modelos Yaris, Corolla, Matrix, Camry, RAV4, Highlander, y Tundra entre otros.

No solo Toyota ha sido objeto de este tipo de escándalos, también lo ha estado General Motors por problemas con la ignición del motor, Taktata Corp de Japón por problemas con las bolsas de aire y hace poco lo fue Volkswagen AG por el software que manipulaba las emisiones.