Jesús Alberto Martínez Durán quien se hallaba como testigo protegido de la Fiscalía en el caso de Luis Andrés Colmenares, durante una entrevista el 27 de junio de 2012, el propio sentenciado contó a las autoridades que tenía en su poder una granada de fragmentación, la cual fue entregada a la policía judicial, en hechos registrados en un parqueadero de un almacén ubicado en la Avenida de La Esperanza con la Avenida Ciudad de Cali, al noroccidente de Bogotá.

Una juez especializada de Bogotá condenó a 5 años y 6 meses de prisión a , quien mediante preacuerdo con la Fiscalía General de la Nación aceptó el delito de fabricación, tráfico y porte de armas, munición y material explosivo de uso privativo de las Fuerzas Militares.

La juez en su sentencia no concedió ningún subrogado penal al procesado, quien en consecuencia deberá permanecer privado de la libertad en establecimiento carcelario.

Tras la entrega del artefacto, el 27 de agosto de 2015 ante el Juzgado 3° Penal Municipal, con función de control de garantías, se le imputaron los cargos. Entre tanto, el 10 de septiembre último la delegada fiscal radicó escrito de acusación con allanamiento a cargos.

La Corte Suprema de Justicia confirmo dos sentencias condenatorias contra Jesús Alberto Martínez Durán.
Una de ellas a 7 años de prisión por los delitos de falso testimonio, fraude procesal y fraude de subvenciones; luego de aceptar que mintió en el proceso como testigo del caso Colmenares.
El sentenciado continuará privado de la libertad y la pena la cumplirá donde el Inpec disponga.