Incautados más de 600 kilos de pescado en estado de descomposición.

La Policía Nacional realizó operativos de control a la comercialización de recursos hidrobiológicos logrando la incautación de 600 kilogramos de pescado en estado de descomposición, proveniente del municipio de Saravena Arauca.

Mediante labores de vigilancia y control desarrolladas en la Central de Abastos de la ciudad de  Bucaramanga, fueron revisadas las bodegas de pescado, hallando en uno de estos establecimientos, pescado que no contaba con las condiciones mínimas de salubridad para su conservación, encontrándose en estado de descomposición.

El pescado fue incautado y  fue dejado a disposición de la  Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca AUNAP.

La Policía Metropolitana de Bucaramanga brinda a la ciudadanía las siguientes recomendaciones que deben de tener en cuenta al momento de adquirir estos productos:

  • Compre el producto en un lugar de confianza, donde le garanticen el buen estado de conservación del pescado.
  • Ojos: que estén presentes dentro del lugar que les corresponde, que sean firmes,   brillantes, que tengan la pupila oscura y que no presenten ningún color extraño.
  • Agallas: que no presenten sustancias viscosas ni olores muy fuertes. Que sean de color homogéneo rojizo y que conserven cierta humedad.
  • Cuerpo del pescado: debe estar firme y adherido al hueso, que al pasar la mano conserve su estado natural y no se deslice o se peque a los dedos.
  • Escamas: deben presentar consistencia y firmeza entre ellas, si están viscosas no es un buen síntoma.
  • Piel: firme, húmeda, tersa, adherida al músculo, sin arrugas ni laceraciones
  • Olor: si bien es cierto el pescado tiene un olor característico, este no debe ser muy fuerte. Este es el principal indicador del estado del producto.

​Estos operativos se seguirán adelantando de manera constante para controlar el comercio de estas especies, recordando también a la ciudadanía en general, que está prohibido el tráfico, comercialización, beneficio y explotación de este producto pesquero, en lugares que no cumplan con las condiciones mínimas para su conservación y posterior comercialización.