operativos-deanDesarticulada la banda “los mágicos”, señalada de distribuir estupefacientes en San Gil y otros sitios turísticos del departamento.

La Policía Nacional concentra esfuerzos para que Santander, además de llevar el honroso rótulo de ser un departamento sin cultivos ilícitos, también se convierta en una región libre de la amenaza de las bandas dedicadas al transporte, fabricación y venta de estupefacientes.

En las últimas 36 horas, gracias a un trabajo de inteligencia e investigación criminal, se lograron dos contundentes golpes contra las redes narcotraficantes. En San Gil fueron capturados 35 delincuentes que coordinaban el expendio de drogas.

La primera operación puso al descubierto los roles y la estrategia criminal de la banda “los mágicos”, que consistía en almacenar en diferentes viviendas base de coca, marihuana tipo “cripy” y drogas de síntesis que adquirían en diferentes partes del país. Luego de un proceso de selección, los estupefacientes eran entregados a distribuidores que se encargaban de venderlos en los alrededores de colegios, universidades, parques, sitios turísticos emblemáticos y zonas de esparcimiento nocturno.

Entre los capturados está su presunto cabecilla, alias “el costeño”, sindicado de acopiar los alucinógenos, y ocho estudiantes universitarios, quienes tras seguimientos avalados judicialmente y videos de seguridad, quedaron en evidencia instrumentalizando a jóvenes y niños para que llevaran las dosis a domicilio.

En coordinación con la Fiscalía General, y al término de ocho meses de investigaciones, se adelantaron 45 diligencias de allanamiento en las que se encontraron drogas en diferentes cantidades y pruebas de la vinculación de “los mágicos” en la elaboración y venta de la denominada cocaína rosada, una variedad más peligrosa y que deja daños irreversibles para la salud.

Con el material recaudado, los capturados fueron judicializados por los delitos de concierto para delinquir; y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.