• El director de la Policía confirma que la mujer mintió, al parecer porque le cambiaron de ruta.

El general Rodolfo Palomino aseguró que tras las investigaciones que adelantaron integrantes de la Sijin, la Fiscalía y Medicina Legal, no hay evidencia de un supuesto abuso sexual del que fue víctima una conductora del Sistema Integrado de Transporte.

“Equipos de investigación criminal, unidades capacitadas en resolver situaciones de violencia de género, personal de vigilancia de la Policía Metropolitana de Bogotá y del Comando del Departamento de Cundinamarca, en coordinación con la Fiscalía General, iniciaron las labores de búsqueda de los supuestos agresores, según las declaraciones y descripciones entregadas por la conductora”.

Aseguró que luego de hablar con la mujer de 35 años, ella confesó el abuso y secuestro del que fue víctima, para el general Palomino, una falsa denuncia.

Según el oficial no se encontraron hallazgos que confirmarán las denuncias de la mujer y llevarán a una investigación con hechos reales. Sin embargo la Policía aseguró que mantendrá las pesquisas para descartar por completo cualquier situación irregular en todo este caso.

“La Institución no escatimará esfuerzos y por el contrario llevará al máximo sus capacidades, cuando de proteger a la mujer y la infancia del país se trata. Así mismo, fortalecerá sus dispositivos en el transporte masivo y otros escenarios de atención para la convivencia ciudadana”.

A pesar del lamentable resultado la Policía agradeció a la colombianos la colaboración brinda con la información que entregaron.

Conductora del Sitp se imaginó la violación: Fiscalía

La historia que devino en un escándalo de seguridad resultó ser un engaño que confesó su protagonista.

El guión de esta investigación se empezó a escribir la noche del 23 de julio. Horas después el país se despertó con un escándalo que causó indignación. Una mujer de 25 años, conductora de un bus del Sistema de Transporte Integrado de Bogotá, supuestamente fue víctima de tres secuestradores que terminaron por violarla en el mismo vehículo.

Se realizó un retrato hablado de los posibles agresores, reconstruyeron la ruta que tomó en el bus, se inspeccionó el lugar de los hechos, se realizaron entrevistas a testigos y hasta ofrecieron recompensa, todo resultó ser una falsa denuncia.

La fiscal Piedad González, jefe de la dirección de delitos sexuales, aseguró que tras una entrevista a la supuesta víctima el pasado sábado en la noche, reconoció que todo fue producto de su imaginación.

“Al realizarle una entrevista en calidad de víctima y en ella aseguró que todo fue un resultado de su imaginación, que no fue víctima de asalto sexual, que no había sido lesionada y que nada de esto había ocurrido”.

Para la Fiscalía hay algunas dudas que siguen abiertas y que ahora serán parte de la investigación que abrieron a la conductora; por ejemplo, los exámenes médico legales concluyeron que hubo relaciones y la descripción exacta de un supuesto sospechoso que apareció en los retratos hablados.

Por ahora dieron la orden de archivar la investigación por el presunto secuestro y abuso sexual a la mujer, mientras psicólogos forenses la entrevistan a ver si puede establecer con certeza el por qué de su patraña.