El barco que zarpó de las playas de la población de Ayvacik, en la provincia de Canakkale, con dirección a las costas griegas, naufragó intentando llegar a una isla, con ocupantes refugiados de Siria, Afganistán y Birmania.

La población turca de Ayvacik está separada por la isla griega de Lesbos, por una extensión de mar de unos 10 kilómetros. Al momento del barco zozobrar en este trayecto, los refugiados alcanzaron alertar a las patrullas turcas.

Así los guardacostas turcos, consiguieron rescatar a 75 personas y han hallado 39 cadáveres por el momento. Con la ayuda de helicópteros continúan la búsqueda y con un equipo de buzos piensan alcanzar el barco hundido.

En este naufragio hay un ciudadano turco detenido por la policía turca, bajo la sospecha de haber planeado el viaje, pero el implicado se declara inocente, insistiendo que él también era viajero.

Los supervivientes han sido trasladados oportunamente al hospital más cercano para su respectivo chequeo médico.