La relación entre José Mourinho e Iker Casillas nunca fue la mejor y nadie se preocupa por ocultarlo. Lo dejó en claro el entrenador portugués, quien volvió a la carga contra el arquero: “Es increíble el sueldo de Casillas en el Porto”, dijo en una entrevista con el diario inglés The Guardian.

“Mi país tiene problemas sociales, políticos, económicos y gente que sufre mucho, hay muchos recortes de salarios, gente en el paro, los mayores tienen problemas con las jubilaciones, los impuestos están más altos…”, afirmó el director técnico, quien percibe un contrato millonario aunque en el Chelsea de Londres. Además, aseguró lamentar que el fútbol esté por encima de otras prioridades en Portugal.

La tensión con el ahora arquero del Porto data del paso del entrenador por elReal Madrid, donde se animó a sentar en el banco de suplentes al histórico capitán del equipo español.

Según la prensa española, el problema central en la relación radicó en que el entrenador portugués sospechaba que Casillas filtraba información a la prensa.

Esa convivencia en Madrid entre ambos fue el comienzo de la despedida del futbolista del club que lo vio nacer. El Porto adquirió su pase en este“mercado inflado” de pases, según las palabras de Mourinho.