La Policía Nacional decomisó en las últimas horas, 504 kilos de clorhidrato de cocaína, que tenía como destino Amberes, Bélgica, que estaba escondida en un piso falso de un contenedor.

El General Ricardo Restrepo Director de Antinarcóticos, señaló, que en un procedimiento de control los policías del puerto encontraron una carga que contenía 960 cajas de fruta (bananos); el análisis y la pericia de los uniformados durante la inspección, permitió identificar que el contenedor presentaba una modificación en la estructura del piso.

Al remover la estructura metálica, los policías encontraron el cargamento de droga, como se aprecia en el vídeo suministrado por la misma institución.

La Dirección de Antinarcóticos, y la Fiscalía General de la Nación, continuarán con la investigación para conocer la procedencia y los dueños del alijo, que al parecer, fue enviado por una red narcotraficante que tiene arraigo en la Costa Atlántica de Colombia.

Respecto al decomiso, esta media tonelada del estupefaciente podría costar 22.5 millones de dólares en territorio europeo.