Por irregularidades presentadas en la celebración de contratos al interior de la Contraloría Municipal de Soledad (Atlántico), el juez penal con funciones de control de garantías de Santo Tomás, en ese departamento, profirió medida de aseguramiento de detención domiciliaria en contra de Luz Mira Colpas, directora administrativa y financiera del citado ente de control, y Merlis Trocha, jefe de control interno del mismo.

En su decisión el juzgador les negó a las procesadas el permiso para trabajar y ordenó además, la separación de los cargos que venían ejerciendo.

La decisión se deriva de la investigación adelantada por la Fiscal 17 Seccional de la Unidad de Delitos contra la Administración Pública, con base en la denuncia interpuesta por la víctima, quien manifestó que del ente de control la llamaron para darle un contrato como auxiliar de servicios generales, para lo cual le solicitan abrir una cuenta bancaria  y anexar otros documentos.

Asimismo señaló la víctima que aportó los documentos en dicha Contraloría y quedó a la espera que la llamaran para la firma del contrato. Posteriormente en su celular recibió mensajes de texto sobre ingresos y retiros de dinero de su cuenta, por lo cual procedió a instaurar un derecho de petición al ente de control para que le indicaran si existían contratos a nombre de ella, recibiendo respuesta que eran 4 contratos debidamente ejecutados entre los años de 2012 y 2013 por valor de siete millones quinientos mil pesos ($7 500 000).

Los cargos que la Fiscalía le formuló a la jefe de control interno son falsedad ideológica en documento público, falsedad material en documento público, prevaricato por acción y fraude procesal.

En cuanto a la directora administrativa y financiara se le formularon los mismos cargos, además del de celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales.

Las procesadas que no aceptaron los cargos, cumplen la medida en sus sitios de residencia.