La embajadora de Colombia ante las Naciones Unidas, María Emma Mejía, al ser consultada sobre la posibilidad de extender el plazo para la entrega de las armas aseguró que el día D + 180 se mantiene, pero que podría otorgarse un plazo mayor para la entrega de todas las caletas de las FARC.

“Lo que aquí se les pidió es el cumplimiento de los 180 días para lo que son las armas personales y hasta septiembre cuando se cumple el año de la misión, ese tiempo podría ser el tiempo que se utilice para la implementación de las caletas. Pero en términos generales lo que se quiere es implementar y cumplir los acuerdos”.

Esto quiere decir que el 1 de junio todos los guerrilleros deberán haber entregado sus fusiles y solamente podría haber una excepción para el caso de las 900 caletas que deben ser identificadas para el registro de su contenido. Sin embargo se aclaró que esa decisión está siendo analizada en la Comisión de Seguimiento y Verificación del Acuerdo final para tomar una decisión y anunciarla al país.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente