La Procuraduría General de la Nación acaba de poner al descubierto, el que sería uno de los casos de falsos testigos más aberrante de cuantos se han conocido hasta el momento. Se trata de dos hermanos, Juan Manuel y Brayan Eduardo Borré Barrera, presos en dos cárceles de la Costa Atlántica, desde donde según las autoridades, se han dedicado a extorsionar a ganaderos, comerciantes, empresarios, políticos y gente prestante de la región. Y extorsionan no solo con amenazas de muerte, sino con amenazas de no implicar a sus víctimas en graves delitos o vincularlos con grupos al margen de la Ley.

Este portal conoció, que las autoridades tienen información según la cual los dos hermanos tienen en su lista de potenciales víctimas a dos reconocidos políticos de la Costa, así como a empresarios y comerciantes, a quienes al parecer, ya les hicieron llegar mensajes alertándolos de que podrían ser vinculados con grupos ilegales en sus próximas versiones ante fiscales de Justicia y Paz. Ante las denuncias, la Procuraduría acaba de pedirle a la Fiscalía, que le impute cargos a la pareja de hermanos por falso testimonio, dentro del llamado carrusel de falsos testigos, en el entendido, de que pudieron haber mentido en las casi 30 declaraciones que han rendido, en las que implican a varias personas, una de ellas, el polémico empresario Alfonso Hilsaca, más conocido como “el turco“, y quien recientemente estuvo detenido varias semanas en una cárcel, precisamente por orden de un fiscal que presentó a los dos hermanos como testigos estrella. El testimonio, finalmente, fue controvertido y sería declarado impreciso, por lo cual el empresario recobró la libertad. Ahora la Procuraduría, ante tales irregularidades, ha pedido que los Borré Carmona sean llevados a juicio y acusados formalmente por las mentiras que han entregado.

Textualmente, la Procuraduría agrega que deben ser investigados, “para que se defina judicialmente la situación de los indiciados y los efectos de sus conductas para la víctima, destacando lo trascendental que resulta la valoración de las circunstancias vislumbradas con la investigación y su confrontación con la tesis del ofendido, como también, el análisis de las actitudes y manifestaciones  que estos señores han mostrado en relación con los hechos, ante las autoridades que los han requerido”.

Este portal conoció también, que los dos hermanos aspiran a ser postulados como desmovilizados, y así acceder a los beneficios de la Ley de Justicia y Paz, pretensión a la que también se opondría la Procuraduría alegando que se trata de delincuentes comunes.