Astrid Helena Cristancho, abogada de profesión, renunció al cargo que venía desempeñando en noviembre del año pasado, porque supuestamente fue víctima de acoso laboral y sexual por parte de su jefe.

Tras la renuncia, Cristancho recibió una amenaza escrita para que guardara silencio sino quería ser víctima del desprestigio personal y profesional, debido a esta situación la abogada entabló la denuncia.

Mientras el Defensor del pueblo se defiende de las denuncias asegurando, que sostuvo una relación con la exsecretaria bajo el consentimiento de ella.

“…Sostuve una relación sentimental con la doctora Astrid Helena Cristancho que duró más de un año, una relación libre, de mutuo acuerdo, entre dos personas solteras…” aseguró Otálora, quien además dijo que llegó a pensar en tener un hijo con ella.

Otálora piensa que toda esta situación forma parte de su vida personal y no está dentro los límites de la entidad que dirige, por tal motivo, descarta la posibilidad de renunciar a su cargo.