A pesar que la Asamblea Nacional dio luz verde al proyecto de ley, después de una discusión por casi ocho horas, los diputados del gobernantes Partido Socialista Unido de Venezuela rechazaron la ley por considerar que protege a ‘criminales’.

Henry Ramos Allup, Presidente de la Asamblea Nacional, remitió la ley al presidente Nicolás Maduro para su ratificación, quien adelantó que no la firmaría.

“…Están aprobando una ley para proteger a asesinos, criminales, narcotraficantes y terroristas, la verdad, tengan la seguridad que esa ley por aquí no pasa…” dijo el mandatario Venezolano.

La aprobación de la ley es incierta, ya que la única forma de superar la negativa presidencial era a través del Tribunal Supremo de Justicia, sin embargo, la oposición desconfía del máximo tribunal, porque considera que es una institución dominada por el Ejecutivo.

Dicha propuesta de amnistía para los ‘exiliados, presos políticos e inhabilitados’ fue una de las promesas que abanderó la oposición al gobierno chavista. Delsa Solórzano, diputada opositora, aseguró que con la ley ‘no queda amnistiado ningún homicida’, esta afecta únicamente a los ‘presos políticos’.

En la tribuna del hemiciclo estaban de espectadores parientes de los afectados como: Lilian Tintori, esposa de líder opositor Leopoldo López, del Partido Voluntad Popular, gritando ‘Libertad’, ‘Libertad’.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente