Martin Farfán Díaz González, Alias “Pijarbey”, tenía toda clase de perversiones según las evidencias del material encontrado por el grupo élite que adelantó el operativo en el Vichada, este domingo.

El General Jorge Hernando Nieto Director de Seguridad Ciudadana señaló que, “…entre las excentricidades y depravaciones estaba el ver pornografía, violar las mujeres que llegaban hasta su aposento y practicaba la brujería; dos pitonisas  chocoanas le hacían los rituales de santería. Además compraba relojes de alta gama, especialmente “Rolex con encrustaciones en diamantes…”

En un cuaderno y en su teléfono celular se encontró el registro de las modelos y prepagos que lo visitaban, también se conoció, que abusaba de una  menor de edad, a cambio los padres recibían por parte del delincuente tierras, ganados y vehículos.

Alias “Pijarbey”, utilizaba rezos y un talismán del gato negro que también lo tenía tatuado en un hombro para evitar ser capturado o dado de baja por parte de las autoridades.

Antes del abatimiento del narcotraficante, las  autoridades conocieron una grabación donde Pijarbey ordena traicionar a sus compinches del clan Úsuga.