La Fiscalía de Madrid se ha querellado contra los futbolistas Radamel Falcao y Fabio Coentrao por fraude fiscal. Al primero le ausa de defradar 5,66 millones de euros en 2012 y 2013, cuando jugaba en el Atlético de Madrid. La Fiscalía denuncia que el delantero colombiano usó sociedades en Islas Vírgenes Británicas, Panamá e Irlanda y que trasladó su residencia fiscal a Mónaco días antes de ser traspasado para no tributar en España el ejercicio 2012. Al madridista Fabio Coentrao le acusa de defraudar 1,29 millones mediante sociedades en Panamá e Irlanda. Ambos usaron la misma sociedad irlandesa que otros jugadores del superagente Jorge Mendescomo Cristiano Ronaldo.

Según la querella de la Fiscalía, presentada el pasado 18 de abril ante un juzgado de Pozuelo de Alarcón (Madrid), acusa al delantero colombiano de “un fraude tributario cuantificado por la Inspección de Hacienda en 822.609 euros en el ejercicio 2.012 y en 4.839.253 euros en 2.013”. Según la acusación, “con la intención de obtener un beneficio fiscal ilícito, omitió en su declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas cantidades percibidas por rendimientos de su trabajo, sin integrarlas en la base imponible del impuesto, bien por rendimientos percibidos del Club Atlético de Madrid, bien por rendimientos percibidos por su participación en la selección colombiana de Fútbol”.

La Fiscalía desgrana la madeja usada por Falcao. El 3 de enero de 2011 “suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen, limitado al territorio de Colombia, a la sociedad Business Tiger S.A.S., con domicilio social en Colombia”. El 23 de agsoto de ese mismo año, “suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen a la sociedad Fardey Overseas SA, domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, territorio considerado paraíso fiscal, participada al 100% por la sociedad Mandrin Nominees SA, con domicilio social en Panamá”. Y dos días después los derechos de imagen de Fardey Overseas fueron cedidos a las sociedades irlandesas Multisports & Image Management Limited y Polaris, quienes a partir de ese momento comenzarían a explotar los derechos de imagen de aquél”. Estas sociedades, MIM y Polaris, ha sido utilizadas por representados del superagente Jorge Mendes y están en el punto de mira de Hacienda. Jose Mourinho también cedió derechos de imagen a esta empresa.

Con este sistema, “los ingresos derivados de sus derechos de imagen obtenidos en los ejercicios 2012 y 2013” quedaron “opacos a la Hacienda Pública española”. Esos años, Falcao no presentó la declaración de titularidad de bienes en el extranjero. Cristiano Ronaldo también cedió sus derechos a las sociedades irlandesas pero alegó que sí declaró la existencia de esa sociedad. Hacienda anunció que estaba investigando su caso.

Falcao tuvo ingresos notables por derechos de imagen. La sociedad colombiana ingresó 69.807 euros en 2012 y 525.593 en 2013. Mientras, la firma Fardey Overseas, la de las Islas Vírgenes, recibió 317.669 euros 2012 y de 1,19 millones en 2013 que no declaró. En el verano de 2013 Falcao fue traspasado al Mónaco. El delantero trasladó su residencia fiscal el 1 de julio, pero la querella considera que como vivió en España hasta el 22 de julio ese ejercicio debió tributar aquí. De ahí la cantidad tan alta que le reclama como defraudada en 2013: 4,84 millones de euros.

No es el único futbolista contra el que se ha querellado la Fiscalía de Madrid -muy criticada por pedir inicialmente el archivo del caso de Xabi Alonso- El pasado 8 de marzo se querelló también en Pozuelo contra el lateral del Real Madrid Fabio Coentrao. Le acusa de un “fraude tributario cuantificado por la Inspección de Hacienda en 352.620’34 euros en el ejercicio 2.012, 428.757 euros en el ejercicio 2.013 y en 510.021 euros en 2.014”.

La querella señala que el 1 de julio de 2011 Coentrao “suscribió un contrato por el que simulaba la cesión de sus derechos de imagen a la sociedad Rodinn Company INC, cuyo domicilio se encuentra en ciudad de Panamá, de la República de Panamá”. Ese mismo día, la sociedad panameña cedió sus derechos a “la sociedad irlandesa Multisports & Image Management Limited”.”El querellado mantuvo la estructura societaria anteriormente descrita con el fin de que permanecieran opacas a la Hacienda Pública española los ingresos derivados de sus derechos de imagen obtenidos en los ejercicios 2.012, 2.013 y 2.014, ejercicios en los que tampoco presentó la Declaración de titularidad de bienes en el extranjero”, añade la fiscal Sánchez en su escrito ante el juzgado.

Entre 2012 y 2012, Rodinn Company ingresó por derechos de imagen 2,6 millones de euros “que debieran haberse integrado en la Base Imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas del querellado, ocasionando de este modo un perjuicio para la Hacienda Pública de 352.620’34 euros en 2.012, de 428.757’83 euros en 2.013 y de 510.021’91 euros en 2.014”.

Otros dos futbolistas que usaron estructuras similares, Carvalho y Di María ya han consignado el dinero y aceptado pagar por los delitos fiscales. Hacienda investiga el caso de Cristiano Ronaldo, cuyo posible delito fiscal prescribiría el próximo 30 de junio. El portugués sí declaró a Hacienda la existencia de la sociedad irlandesa y por eso considera que no hay delito.

La Fiscalía de Madrid ha vivido una tormenta porque inicialmente ayudó a Xabi Alonso a eludir el delito fiscal al considerar que su estructura societaria en Madeira era legal. Mascherano fue condenado en conformidad en Barcelona por una estructura similar (aunque en su caso incluía una sociedad en Miami no declarada). Tras ese caso, sí ha denunciado a los jugadores que les ha trasladado la Agencia Tributaria.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente