Lindsay Lohan nunca deja de sorprendernos, especialmente ahora que se encuentra disfrutando de unos días en Mykonos, Grecia, donde demostró que para sumergirse al mar no se necesita un traje de baño cuando tienes lencería.

La cantante lució un escotado bodysuit que mostró sus atributos, combinándolo con un mini short, ambos confeccionados con encaje blanco y que además de ceñirse a la figura de Lilo, también dejaron ver cierta pancita.

Sin importarle su outfit o el aspecto de su cuerpo, la despreocupada Lindsay disfrutó del mar Mediterráneo aun con su apariencia demacrada y descuidada, cuestión que escandalizó a varios medios internacionales, quienes causaron sensación en sus respectivos sitios al publicar el look de la actriz.

¿Embarazada? Aparentemente no, pues la opción más evidente es que la artista está disfrutando a little too much de sus vacaciones, ya que en constantes ocasiones ha sido captada en cafés y restaurantes disfrutando de ricas degustaciones y, ¿por qué no?, de uno que otro postre.