“El Gobierno será responsable de la problemática y la inequidad social cada vez más fuerte en el país”, dijo Luis Alejandro Pedraza el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, al retirar su silla de la mesa de dialogo con el Gobierno y los empresarios.

Aseguró que el pasado 21 de diciembre en la mesa de concertación del salario mínimo no hubo acuerdo, pero al contrario se logró la aprobación de la reforma tributaria, eso en su criterio deja un espacio muy reducido para dialogar.

“No amerita seguir haciendo un esfuerzo a un evento al que el Gobierno no le da la menor importancia, por eso la CUT decidió dar por terminada es participación”.

Dijo que ahora el balón y la responsabilidad de la “precariedad de los trabajadores” están en manos del Gobierno, de la ministra de trabajo, Clara López, aunque reconoce que será muy difícil volver a sentarse a concertar cuando todo está definido.