Por solicitud de la Fiscalía General de la Nación, un juez de Bogotá cobijó con medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en centro carcelario, a Leonel José Torres Jaramillo, y a su padre adulto mayor en su lugar de residencia, como presuntos responsables del descalabro financiero de la comisionista de bolsa Torres Cortés S.A.

La Fiscalía encargada del caso advirtió que tanto el exsenador Torres Cortés como su hijo incurrieron en los delitos de captación masiva, estafa, administración desleal, ocultamiento, alteración o destrucción de elemento material probatorio, y concierto para delinquir.

“Son peligrosos para la sociedad y existe gran probabilidad que intenten obstruir a la justicia tal y como sucedió el día de la intervención por parte de la Superintendencia de Sociedades cuando desaparecieron documentos y escondieron otros en un vehículo”, señaló el fiscal al argumentar la petición.

Ante la gravedad y pruebas exhibidas por el ente acusador, Torres Cortés aceptó ser el responsable de los delitos imputados por la Fiscalía, mientras que su hijo Torres Jaramillo se negó aceptar los de administración desleal y fraude a resolución judicial.

Como se recuerda, la entidad financiera fue intervenida y sancionada por la Superintendencia  de Sociedades y sometida a liquidación por irregularidades registradas en el manejo de los recursos confiados por centenares de inversionistas  por un valor superior a los 50 mil millones de pesos.