Tras las acusaciones que indicaban que había recibido un millón de dólares para su campaña presidencial, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que no existen indicios del ingreso de ese dinero proveniente de la constructora brasileña Odebrecht, involucrada en la trama de corrupción conocida como Lava Jato.

“No la han encontrado (la prueba) y lo que me han dicho es que no la podrán encontrar porque no existe”, declaró el jefe de Estado en una entrevista publicada este domingo en el diario El Tiempo.

El fiscal general, Néstor Martínez, anunció el martes la apertura de una investigación sobre el presunto ingreso de un millón de dólares a la campaña para reelegir a Santos, procedente de un soborno al ex senador Otto Bula, detenido a mediados de enero acusado de haber recibido dinero de Odebrecht para que se le adjudicara una obra pública.

Sin embargo, el mismo Martínez sostuvo un día después que la Fiscalía no tiene una prueba física que comprometa la campaña del mandatario.

Santos pidió esta semana al Consejo Nacional Electoral que investigue “a fondo” y con rapidez las denuncias de Bula.

El mandatario aseguró que “hay que buscar a quién beneficia la mentira” y aseguró que recibió información según la cual Bula “estaría involucrado en despojo de predios y que estaría en la mira de la agencia antidrogas de Estados Unidos, la DEA”.

Santos añadió que defenderá los intereses del Estado en la lucha contra la corrupción, al tiempo que buscará que las obras iniciadas por Odebrecht en Colombia no se paralicen.

La Fiscalía indicó que Bula fue contratado por la firma brasileña, con una “comisión de éxito” de 4,6 millones de dólares, para favorecer la adjudicación del contrato de un trayecto vial de más de 500 kilómetros que une el centro del país con el Caribe.

El Gobierno reconoció en diciembre que Odebrecht tuvo tres convenios con el Estado colombiano.

Hasta el momento, dos personas han sido capturadas en relación a los sobornos pagados por Odebrecht: Bula y el ex viceministro de Transporte de Uribe, Gabriel García, quien se declaró culpable de recibir 6,5 millones de dólares en sobornos.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente