Un menor de 16 años se presentó en las últimas horas en las instalaciones del grupo mecanizado Tequendama en Bogotá perteneciente a la XIII Brigada de Ejército, al parecer por recibir malos tratos al interior de la estructura guerrillera a la pertenecía.

El joven que era el encargado de portar explosivos en el grupo insurgente pertenecía al frente 30 ´José Antonio Páez´ de las FARC, que delinque actualmente en algunos sectores del departamento del Valle del Cauca.

El adolescente perteneció a esta estructura delincuencial durante 10 meses, desempeñaba funciones de guerrillero raso realizando inteligencia delictiva a unidades militares y transportando además armas y explosivos.

El guerrillero reconoce que por la insistencia de su familia y las pésimas condiciones de vida en la insurgencia decidió entregarse.

Alias “Juan Carlos” continuará con sus estudios académicos, puesto que antes de ingresar a las FARC cursaba sexto de bachillerato, pero ahora lo hará con la guía y el apoyo brindado por los programas de apoyo que ofrece el Gobierno Nacional.