El CTI de la Fiscalía investiga las circunstancias que rodearon la muerte de un patrullero de la Policía, dentro de las instalaciones del Comando de la Metropolitana de Bogotá.

Los hechos se reportaron en la noche del pasado viernes, cuando Johan David Velasco Chantré, de 21 años, apareció muerto en el segundo piso de las instalaciones de la central de la Policía Metropolitana de Bogotá, en la Calle 6 con Avenida Caracas, en el centro de la Capital.

Los peritos de la Fiscalía buscan establecer si la muerte del patrullero obedeció a un suicidio, que sería la primera hipótesis, dado que el uniformado fue encontrado sin vida por dos de sus compañeros con su arma de dotación sin evidencia alguna de un combate previo, además, antes de su deceso habría tenido una discusión telefónica con su novia.

No obstante, el oficial de Inspección de la Policía Metropolitana de Bogotá, coronel Yesid Ariza, señaló que se inició una indagación con el fin de esclarecer los hechos que rodearon la muerte del uniformado para descartar otro tipo de circunstancias. Ariza reportó que según los primeros testimonios de sus compañeros, Velasco no sufría de alguna crisis personal, y no hay indicios previos de que estuviera pensando en suicidarse.

“Estamos haciendo las pesquisas con los compañeros, y no nos dan indicios de que este joven quisiera quitarse la vida en días anteriores. Seguiremos indagando hasta con la familia”, explicó el coronel, a varios medios de comunicación.

Por otra parte, Ariza descartó que la causa de la muerte Velasco tenga que ver con sobrecarga laboral, dado que según el Coronel, al patrullero “se le había respetado sus horas laborales”.

El perfil

Johan David Velasco Chantré tenía 21 años y llevaba uno en la Policía de Bogotá. El uniformado, oriundo de Cauca, estaba encargado de realizar el turno de la noche en las instalaciones de la Policía de la Capital del país.

Según señaló el comandante operativo de la Mebog, coronel Darío Puentes, las autoridades le han prestado la atención a su familia en Popayán, y están a la espera de que decidan si el entierro será hecho en Bogotá, o en Cauca.