La embarcación que se desplazaba sobre el área general de Sapzurro fue interceptada al hacer caso omiso a los llamados de pare de la Unidad de la Estación de Guardacostas de Urabá, pretendía llevar a 11 personas hasta Panamá, entre ellos estaban dos mujeres y un menor de 16 años, todos de nacionalidad cubana.

Los dos sujetos responsables del viaje, no contaban documentos de la embarcación, permiso de la autoridad marítima y mucho menos con los elementos básicos para una navegación segura, por lo que fueron puestos a disposición de las autoridades competentes para su judicialización.

Los extranjeros fueron llevados hasta la Estación de Guardacostas de Urabá en Turbo, Antioquia; allí se les brindó alimentación y valoración médica para posteriormente ponerlos a disposición de Migración Colombia.